Donde hay agravios no hay celos. Abrir el ojo

Donde hay agravios no hay celos. Abrir el ojo